Archive for the ‘ Paro ’ Category

Dos de cada cinco parados viven en un hogar con todos sus miembros sin empleo

El paro vuelve a subirLa crisis y el fuerte auge del desempleo han modificado el perfil de los hogares españoles con un importante aumento de las familias en donde todos los miembros en edad de trabajar no tienen empleo. Según cálculos del Banco de España, dos de cada cinco desocupados, lo que equivale a un 40% del total, residen en un hogar donde todos sus miembros están parados. Este porcentaje era de los más bajos de la zona del euro en 2007, con una tasa del 26%, pero tras subir con fuerza en los últimos dos años está ya dos puntos por encima del anterior máximo, alcanzado en 1994 cuando España dejaba atrás la recesión económica.

“La capacidad de protección adicional contra el desempleo que pudieran constituir los vínculos familiares es ahora menor que en recesiones anteriores”

Tal y como se recoge en un capítulo especial incluido en el último boletín económico del organismo, publicado hoy, el fuerte repunte de la tasa de paro entre los cabeza de familia y la entrada en el mercado laboral de más miembros de un mismo hogar para subsanar la falta de ingresos, sin conseguirlo, ha elevado al 10,2% el número de familias que tienen a todos sus miembros en paro. Pese a su aumento, la tasa se mantiene por debajo de los máximos alcanzados a principios de los noventa.

Según recuerda la institución, durante los dos últimos años la tasa de paro española “se ha deteriorado con mucha más profundidad que en otros países europeos, pasando del 7,9% registrado en el segundo trimestre de 2007 al 20,1% del segundo trimestre de 2010. Con estos niveles, la tasa dista aún 4 puntos del máximo registrado en la crisis de los años noventa. No obstante, en esta ocasión, el patrón del desempleo es diferente, y su incidencia sobre los hogares, mayor”.

Del 6% al 16% de paro

En la actualidad, la tasa de paro del principal perceptor de renta del hogar, que había alcanzado su nivel mínimo en los trimestres previos a la crisis con un 6%, ha subido al 16,1%, con lo que supera el anterior récord registrado en la recesión de 1993, cuando llegó al 13%. No obstante, el organismo matiza que el deterioro se ha visto algo atenuado porque, aunque ha disminuido el tamaño de los hogares, ha aumentado su número de activos, es decir, de las personas con posibilidad de trabajar. Principalmente porque ha continuado la incorporación al mercado laboral de las mujeres, un fenómeno iniciado hace dos décadas, añade el artículo.

Pese a ello, la tasa de paro del cónyuge, aunque se sitúa en niveles similares a los del cabeza de familia con un 16,8%, no se ha incrementado con tanta intensidad como en crisis anteriores. Sin embargo, si se suman ambos efectos, la entrada en el paro de los dos, sí que se constata “una mayor incidencia de situaciones de desempleo simultáneas entre miembros del hogar”.

Esta descomposición, añade el texto firmado por José María Casado, Cristina Fernández y Juan F. Jimeno, de la Dirección General del Servicio de Estudios del Banco de España, “permite observar en qué medida la estructura de hogares y la incidencia simultánea del desempleo entre todos sus activos contribuyen a agrupar a los parados en hogares sin ningún empleado”. Por todo esto, los firmantes concluyen que “la capacidad de protección adicional contra el desempleo que pudieran constituir los vínculos familiares es ahora menor que en recesiones anteriores, lo que hace más patente, si cabe, la urgencia de llevar a cabo las reformas necesarias para potenciar rápidamente la creación de empleo”.

Fuente: http://empleo.elpais.com/noticia-mercado-trabajo/Empleo/parados/viven/hogar/todos/miembros/empleo/20101203claclaeml_1/Tes

El paro se reduce a un 19,76%

Sinceramente, pienso que este dato es un punto de inflexión para que la economía española acompañe a las europeas y salgamos definitivamente, pero lentamente, de esta crisis.

Tras tres años de constantes subidas, la tasa de desempleo ha caído del 20,09% con la que cerró junio al 19,76% gracias a que se vuelven a crear puestos de trabajo, principalmente en el sector servicios, y no aumenta el número de personas que entran en el mercado laboral, según los datos de la Encuesta de Población Activa que ha publicado hoy el INE. Pese al recorte del desempleo, el Gobierno opta por la prudencia y, aunque confía en que se mantenga la creación de empleo, no descarta que la tasa vuelva a subir en lo que queda de 2010. Eso sí, advierte de que el camino que queda por delante es “difícil y largo”.

vía El Gobierno confía en que la creación de empleo se mantenga hasta fin de año · ELPAÍS.com.

De empleo y formación

Queridos lectores, escribo este post, para hacer hincapié en un problema que tiene España, y mas concretamente el mercado laboral español. El pasado lunes dieciocho de octubre presente el proyecto final de máster con el que tras aprobar el proyecto he finalizado el máster de marketing e investigación de mercados especialidad internacionalización, y con nota. Asta aquí muy bien, pero como no hay forma de realizar practicas, ni encontrar un trabajo en el sector del marketing, no puedo adquirir experiencia, y sin ella no puedo optar a puestos de trabajo, en los que piden experiencia. Dado que ningún tío mío, tiene una empresa, ni una gestoría de marketing, el enchufe a pesar de la crisis sigue funcionando, ahora si un buen enchufe, porque si alguien tiene mas “voltaje” que tu…

En fin, esta situación seguro que os suena a más de uno de vosotros, me he formado y sigo sin empleo. Después de tener diez años de experiencia en logística de almacén, y un flamante máster en marketing y estar año y medio en el paro, el único empleo que he podido encontrar es de jornalero agrícola, y menos mal, no me quejo, hay gente que lo no ha podido encontrar nada, pero me pregunto. ¿Si yo con una carrera y un máster, he encontrado un trabajo no cualificado? ¿Que es lo que pueden encontrar los trabajadores no cualificados?

No es es te mi caso, pero si los universitarios están haciendo trabajos de “FP”  ¿Que hace la gente que ha estudiado “FP”?

Por otro lado, encontramos lo contrario, a mi me han rechazado en trabajos yal preguntar el motivo me han contestado, para mi incredulidad, que tenia demasiado currículo, y que tenían miedo de invertir tiempo formándome, para que luego me fuera. Y yo me pregunto ¿me fuera a donde, a la cola del paro? ¿A trabajar de jornalero con mi “supercurriculum” debajo del brazo.

O no llegas, no tienes experiencia, o te pasas, demasiado currículo, hay que jod… ver como esta el mercado laboral. Los que estáis como yo buscando un empleo seguro que tenéis muchas anécdotas como estas para contar, solo espero que cuando me jubile  a los 67 !!!!! años les pueda contar todas estas peripecias a mis nietos con una sonrisa en la boca.

Menos mal, buenas noticias

Cuando empezaba a deprimirme y a pensar que no había ninguna buena noticia, a nivel económico claro, porque deportivamente…. , va y el BBVA me hecha una mano, a mi y todos los los españoles medios deprimidos ya por la duración de esta crisis, y publica que en este tercer trimestre sus previsiones no son de crecimiento negativo como todos esperaban, sino que vamos a crecer entre un 0.1% y un 0.2%, que no parece mucho, pero si como he dicho antes la previsión era un retroceso significativo de la actividad que se esperaba como consecuencia de la aceleración del ajuste fiscal, de la desaparición de estímulos públicos o de las incertidumbres en los mercados financieros, sabe a gloria.

Para 2011, sin embargo, se mantienen las divergencias y mientras el Gobierno que augura un crecimiento del 1,3%, el FMI lo reduce al 0,7% por que no confía tanto como el Ejecutivo en la recuperación de la demanda interna. En cuanto a las previsiones realizadas desde el interior del país sobre el crecimiento para el 2011, la división de banca privada del Santander, Banif, espera que la economía española crezca un 0,5% en 2011, por lo que no logrará reducir el déficit público por debajo del 6%. Algo más por detrás, la fundación de las cajas de ahorros Funcas augura un leve repunte del 0,4%.

Cifras muy raquíticas, que según todos los medios no sera suficiente para tirar del empleo y reducir el paro de más del 20% que lastra a la economía española y al consumo interno de este país, como siempre una serpiente que se muerde la cola, sin consumo no hay recuperación, y sin recuperación no hay reducción del desempleo, y sin reducir este no se puede reactivar el consumo. La preocupación del Gobierno de este país debería de ser buscar la forma de romper este circulo vicioso.

 

Queda un mes para conocer el avance del INE sobre la evolución de la economía española en el tercer trimestre, y algo menos para que el Banco de España publique en la primera semana de noviembre sus estimaciones, aunque el Servicio de Estudios del BBVA se ha apuntado a las tesis más optimistas de que el Producto Interior Bruto crecerá entre julio y septiembre. Según confirma en su último Observatorio Económico de España publicado hoy, la economía española avanzará entre un 0,1% y un 0,2% en el tercer trimestre, en el marco de una segunda mitad del año mejor a la prevista anteriormente.

Huelga: El sindicalismo del siglo XIX fracasa con el trabajador del siglo XXI

Del mismo modo que las guerras ya no se ganan en las trincheras, la verdadera batalla de una huelga ya no está en la calle. El mundo ha cambiado, y tanto las proclamas como las prácticas sindicales están quedando obsoletas, como quedó patente ayer, con la huelga general más descafeinada de la democracia.

Del mismo modo que las guerras ya no se ganan en las trincheras, la verdadera batalla de una huelga ya no está en la calle. El mundo ha cambiado, y tanto las proclamas como las prácticas sindicales están quedando obsoletas.

Un sencillo ejemplo es el medidor que se utiliza para calibrar el éxito de un paro general. Hasta ahora, el principal referente era el consumo eléctrico, un argumento que continúan esgrimiento los representantes de los trabajadores para valorar el éxito de una huelga.

Sin embargo, éste tiene cada día menos sentido en un mundo donde la industria, principal consumidor de energía, ha perdido la batalla frente al sector servicios, creciente consumidor de tecnología.

Así, mientras que ayer el consumo eléctrico descendió un 21%, el tráfico de datos se incrementó en España un 2,8%, según cifras de Akamai, principal proveedor de este servicio.

Desde este punto de vista, si el 70% de la riqueza española procede de los servicios, estos números indican que el principal motor de la economía española se mantuvo en cifras similares de producción, e incluso ligeramente superiores, a las de una jornada normal.

La revolución de Internet

Hasta 1940, el campo fue el motor de la economía española, un protagonismo que le robó la industria, hasta que a finales del siglo pasado España se convirtió definitivamente en un país de servicios. Este cambio de tornas conlleva que tanto los problemas de los trabajadores, como su capacidad de respuesta ante una huelga general, no tengan nada que ver.

Como señala Sandalio Gómez, profesor de IESE-Universidad de Navarra experto en temas laborales, “cada vez más, el trabajo no depende del sitio dónde estés, porque tienes el móvil, el ordenador…Por tanto, si quieres paralizar un país, tienes que ver cómo paras las telecomunicaciones, ya no vale con poner silicona en las puertas de los comercios”.

Un ejemplo es Irene, dueña de una pequeña empresa de comunicación en Tres Cantos, una localidad próxima a Madrid. Los 45 minutos que suele tardarse en llegar desde la capital hasta su oficina corrían ayer el riesgo de convertirse en horas para tres empleadas que no tienen coche, debido a la huelga general.

Ante la duda de cómo organizarse, Irene fue tajante: “Quedaros en casa”, dijo. Y así hicieron. “Es la primera vez que probamos a hacer teletrabajo, la huelga de metro fue la que nos dio la voz de alarma. Aquéllos días fueron un caos y, como temía que pasase lo mismo, he preferido que trabajaran desde casa”, señala Irene.

Su caso no es una excepción. Muchos trabajadores optaron ayer por el teletrabajo para cumplir con su jornada laboral en medio de la huelga y no verse afectados por los cortes en el transporte que caractizan a estas manifestaciones.

Entre ellos, el profesor de IE Business School Enrique Dans, que ayer impartió sus clases online, poniendo en evidencia cómo las telecomunicaciones echan por tierra cualquier posible piquete. “No fui al despacho porque no tenía ninguna cita ni reunión. Además, mis alumnos son de cuatro continentes y no les podía decir: ‘no imparto clase porque hay huelga en España’. La he impartido y lo he hecho con toda seguridad”, señala.

Nueva realidad

El 29-S, como todas las huelgas generales, se ha saldado con un dispar recuento de datos. Mientras que los sindicatos apuntan un “éxito incuestionable” y cifran en 10 millones de personas el seguimiento del paro (más de la mitad de la población activa), el Gobierno se limita a hablar de un “efecto moderado y seguimiento irregular”.

De hecho, el impacto que ha tenido la movilización en el sector industrial, fundamentalmente fábricas, dista mucho del conseguido en servicios, especialmente en labores de oficinas y administración.

Así, mientras que 100% de las fábricas de automóviles y del 21% del transporte ha secundado la huelga, según cifras del Ejecutivo, menos del 3% de la banca y la hostelería ha respondido a la llamada sindical, mientras que los comercios lo han hecho en un 10%.

Fernando Encinar, fundador del portal inmobiliario Idealista.com, se muestra tajante respecto al impacto de la huelga: “Los servicios no la han notado y, los trabajadores que no podían ir a trabajar han hecho teletrabajo. La huelga sólo ha funcionado en los sectores del XIX”.

En esta misma línea, Rafael Pampillón, profesor del Instituto de Empresa, asevera que “las huelgas cada vez tienen menos sentido con Internet y la globalización. Yo compro por Internet en Mercadona, y lo hago desde mi casa. Existe el comercio electrónico y hasta puedes comprar ya ropa por Internet en Zara. Y eso lo puedes hacer desde cualquier parte del mundo. Plantear una huelga cuando existe Internet y las telecomunicaciones es absurdo. Mucha gente de oficina trabaja desde casa. Incluso, si quieres, hoy día puedes estudiar por Internet, a través de cursos de e-learning, o mantener una entrevista a través de una webcam. Es muy fácil”.

Cambio de fondo y forma

Al papel que juegan las telecomunicaciones a la hora de boicotear una huelga, al permitir al principal sector económico español seguir desarrollando gran parte de su operativa, se suma que la realidad laboral del siglo XXI dista mucho de las reivindicaciones obreras del siglo pasado.

“Con las conquistas sociales que se han logrado, los sindicatos tienen que cambiar para entrar en los problemas reales de los trabajadores. Con sus consignas actuales, se les está escapando el 80% de los trabajadores”, apunta el profesor Gómez.

En su opinión, “hoy en día, es imposible imponer una huelga general, debes conseguir que la gente te siga por convencimiento. Yo recuerdo la Castellana vacía en 1988, cuando la gente sí respaldó la huelga, apoyaban la movilización, y eso no ha ocurrido en esta ocasión”.

Algo parecido apunta Daniel Ureña, socio director de Mas Consulting, cuando señala que “las huelgas han dejado de tener sentido tal y como están planteadas por los sindicatos de clase. El mundo ha cambiado muy rápido en los últimos años y la propia esencia de los sindicatos tradicionales, cuya forma de actuación está basada en la confrontación, está en entredicho”.

Fuente: lainformacion

Alemania registra el mayor crecimiento desde la reunificación | elmundo.es

La locomotora alemana coge velocidad, una velocidad nunca vista desde la reunificación del país. En el segundo trimestre, su economía ha registrado un crecimiento “vertiginoso” del 2,2%, la mayor subida en 23 años, después de avanzar un 0,5% en el primero, según ha anunciado la Oficina Federal de Estadística.El dato ha sorprendido a los analistas, que habían pronosticado una subida del 1,3% y es una de las cifras más altas desde la reunificación de Alemania en 1990. “La recuperación de la economía alemana está siendo más fuerte de lo que muchos hubieran creído posible hace poco tiempo”, ha señalado el ministro de Economíael crecimiento de Francia no repunta hasta los niveles de Alemania, su avance supera las previsiones en una décima al aumentar un 0,6%, según los datos publicados por la oficina de estadística

vía Alemania registra el mayor crecimiento desde la reunificación | elmundo.es.

Lo mejor de esta noticia es que a pillado a los “gurus” de la economía fuera de juego. Bien por las noticias positivas no esperadas…

El eterno fracaso del servicio público de empleo

Desde que el 16 de noviembre de 1978 un entusiasta decreto crease -hace nada menos que 32 años- el Instituto Nacional de Empleo, ningún otro organismo público acumula una historia tan baldía de desempeño, variable inversamente proporcional a las necesidades de clarividencia que en políticas de empleo ha acumulado España desde entonces. Los servicios públicos de empleo han pasado inadvertidos cuando las cosas iban bien y han mostrado su sonrojante irrelevancia cuando iban mal. Más de tres décadas después de su alumbramiento, tras varios proyectos de reforma, cuando las cifras de desempleo son más pesadas que nunca, arroja los datos más pesimistas de su triste historia, hasta el punto de que sus propios gestores han llegado a manifestar la conveniencia de cerrar para siempre su puerta y dejar sus labores en manos de las Administraciones regionales, que hasta ahora no han demostrado mejor resultado.

Esa descentralización militante que ejercían los Estatutos de autonomía convirtió al Inem en la primera víctima propiciatoria y real de la ruptura de la unidad de mercado, por mucha recomposición que la tecnología haya tratado de hacer después con los portales autonómicos. Cada vez es más difícil que la movilidad en el mercado laboral se ejerza allí donde están las mayores dificultades para el trabajo, en las franjas de poca cualificación, porque las comunidades han hecho de sus mercados laborales zocos autonómicos, limitados a dimensiones poco más que locales la gran mayoría de las veces, y protegidos por barreras administrativas crecientes, como reprobables singularidades idiomáticas. En un camino inverso al que recomendaban las circunstancias comunitarias tras la integración de España en una Unión Europea que consagra el libre movimiento de los trabajadores, los servicios públicos de empleo se han diluido en 17 mercadillos que no resuelven el principal problema laboral español: 4,6 millones de parados y una tasa de desempleo que entre los jóvenes ronda el 48%.

INEM, I.N.E.M., paro, desempleo

Es un voluntarismo pretender que sea el antiguo Inem (ahora Servicio Público de Empleo Estatal) el que solvente el desempleo. Pero sí es exigible que colabore con el resto de los agentes de la economía en mejorar el mercado de trabajo. Sin embargo, puede asegurarse que ni una sola de las funciones que el primer entusiasta decreto le asignó en 1978, cuando sólo había en España 818.000 parados, ha sido cumplida con solvencia. No contabiliza bien los parados, porque éstos cada vez confían menos en los buenos oficios públicos para volver a trabajar. De hecho, hoy intermedia menos de tres de cada cien contrataciones de cuantas se realizan en España, y se concentra en actividades de muy escaso valor añadido y siempre para dar satisfacción a ofertas de empleo de carácter público. Nunca tuvo éxito en la intermediación, pero hubo épocas en las que apadrinaba sin coste para oferta y demanda alrededor del 20% de las colocaciones. Su papel se ha ido jibarizando desde que las empresas de trabajo temporal hicieron su irrupción en el mercado, y hoy, con 8.000 funcionarios, sólo atiende un 2,9% de las contrataciones y deja otra cantidad apreciable de ofertas de empleo sin cubrir. La ampliación de 1.500 orientadores de empleo en los últimos años tampoco ha mejorado su desempeño, mientras que las agencias privadas ponen en contacto a trabajador y empresa en casi el 13% de los contratos que se firman. Ha perdido incluso la batalla de la red, pese a disponer de recursos ilimitados y haber hecho una ambiciosa apuesta en internet: la web de Trabajo sólo tiene registradas ahora 3.000 ofertas de empleo, mientras que la de Infojobs, por poner un caso, contabiliza más de 100.000.

Hace una labor eficiente en el pago de prestaciones, pero tiene que mejorar sus políticas activas de empleo si quiere sobrevivir. La formación continua de los parados para las necesidades reales de las empresas; la fiscalización efectiva de las prestaciones y las obligaciones aparejadas de los perceptores para evitar despilfarros en los recursos públicos; la búsqueda de ofertas de empleo en actividades de crecimiento; el empeño radical en la recomposición de la unidad del mercado de trabajo, etcétera, son funciones irrenunciables para que los servicios públicos de empleo reviertan una muerte segura por inanición justo cuando más trabajo tienen ante sí.

El eterno fracaso del servicio público de empleo en Cincodias.com.

¿Para que sirve el INEM y todo sus duplicados autonómicos? Esperemos que por lo menos sirvan para formar a los parados, el problema es que seguro que están ofreciendo cursos de peón de construcción

A %d blogueros les gusta esto: